Conociendo al amigo Twitter (I)

Conociendo al amigo Twitter (I)

Ágil, rápido, directo e inmediato. Twitter reúne las ventajas de los blogs, las redes sociales y la mensajería instantánea. El microblogging nos facilita el contacto con usuarios que comparten información de nuestro interés en tiempo real mediante Tweets: breves mensajes de texto cuya extensión máxima no puede exceder los 140 caracteres.

Sin máscaras. El truco está en ser uno mismo

Si hay algo que te resulta interesante, es muy probable que otros usuarios opinen lo mismo que tú, por eso es importante ser uno mismo y compartir información, en diversos formatos, que encuentres realmente útil. Si alguien está interesado en lo mismo que tú y los tweets que publicas llaman su atención, es fácil que empiece a seguirte. De igual modo, tú seguirás y en ocasiones incluso recomendarás a aquellos usuarios que compartan información de tu interés.

¿Qué son los seguidores o followers?

Los followers son usuarios de Twitter que se suscriben a tus publicaciones y por tanto, estarán al día de todas las cosas que compartas en tu Time Line (TL).

¿Cómo puedo conseguir followers?

Resulta imprescindible asimilar dos conceptos muy básicos antes de meternos de lleno en el uso de Twitter:

  1. Los milagros no existen.
  2. Más calidad que cantidad.

Twitter es una fuente cada vez más importante de enlaces y reputación, por lo que muchos usuarios harían casi cualquier cosa para conseguir incrementar su número de followers. Necesitan fieles seguidores dispuestos a difundir entre sus contactos la información que ellos publican. Buscan recomendaciones, promoción, notoriedad y, en definitiva, bombo.

Existen multitud de herramientas y aplicaciones que prometen ser milagrosamente efectivas en la tarea de aumentar el número de followers de cualquier cuenta de usuario y empresas que incluso, venden followers en paquetes de varios miles, a distintos precios pero, como ya dije, los milagros no existen y siento romper la magia al asegurar que, con toda certeza, son un timo y no sirven absolutamente para nada.

Tengo mis razones. La mayoría de las cuentas de los seguidores comprados son totalmente inactivas, pertenecen a fantasmas, gente que no existe, que jamás usa Twitter, que tienen nombres de usuarios extranjeros y que además, te suelen etiquetar en publicaciones Spam que sólo ensucian tu cuenta. Es muy fácil comprobar que una cuenta ha comprado followers y lo peor es que da una imagen pésima de la empresa o usuario particular que lo ha hecho pues demuestra, de forma clara, su incapacidad a la hora de atraer nuevos seguidores de forma natural.

Para llevar a cabo una estrategia de captación adecuada y de calidad resulta imprescindible:

  1. Tener un perfil actualizado y capaz de seducir a tu audiencia objetiva.
  2. Cuidar la calidad y el diseño del tweet. Capacidad de síntesis. Recuerda que sólo dispones de 140 caracteres.
  3. Crear contenido de valor. Ser interesante. Integrar Twitter con un blog personal, una página web corporativa u otras redes sociales. No hablar cuando no se tiene nada que decir.
  4. Interactuar con tu comunidad de seguidores y compartir información publicada o difundida ellos. No hables sólo de ti.
  5. Ser constante en tus publicaciones y medir el número de tweets que publicas. No ser pesados. De nada vale publicar 20 tweets en un día y luego enmudecer durante un mes.

Hasta aquí la primera toma de contacto con Twitter. La calidad es siempre más importante que la cantidad y sólo el hecho de entender y asimilar las nociones básicas que contiene este post, ¡es un primer gran paso!

¡Bienvenido al mundo del microblogging! ¡Cuidado porque, aseguro que engancha!

¡Seguimos en contacto! 🙂

@dominique_bt

No Comments

Post a Comment