D’Cuadros Food & Fashión y la satisfacción de haber superado un reto más

D’Cuadros Food & Fashión y la satisfacción de haber superado un reto más

crea

Me gustan los retos. Siempre lo digo. Es más, la mayoría de las veces, soy Juan Palomo: yo me lo guiso, yo me lo como. Pero, me encanta. No lo puedo evitar. Disfruto como una niña chica proponiéndome cosas tan engorrosas como increíblemente satisfactorias y luchando, contra viento y marea, para que todo llegue a buen puerto y luzca como tiene que lucir.

El reto que os comento hoy, adelanto que ha sido superado y se llama D’Cuadros Food & Fashion

FOOD&FASHION-cartel-BR

El viernes pasado, 8 de noviembre, el centro comercial Serrallo Plaza, en Granada capital, celebró su Fashion Night. Un evento que llegó, hace dos semanas, a la bandeja de entrada del correo electrónico que utilizo para gestiones relacionadas con toda la Comunicación y el Marketing que se refieren al Grupo D’Cuadros & Babilonia.

Hace tiempo que quedé prendada de una iniciativa denominada ‘Cook & Fashion’ que está haciendo estragos a nivel internacional y, en ella me inspiré para que D’Cuadros, que acaba de renovar su oferta gastronómica, diera la nota en el mejor de los sentidos en la noche más fashion del centro comercial donde tienen ubicado uno de sus pub-restaurantes.

La idea original consiste en que los chefs más prestigiosos a nivel internacional, crean una serie de platos inspirados en los exclusivos looks que, a su vez, han sido ejecutados por los diseñadores de moda más relevantes del momento.

FOOD&FASHION-flyer-DETRAS-br

La dirección de D’Cuadros Serrallo seleccionó seis platos de su nueva carta y yo tenía que encontrar a los diseñadores, los modelos, la música, las imágenes de promo, peluqueras, maquilladoras, manicura artística, gestionar la difusión del evento… y además, ¡Presentar el desfile! Casi nada.

_DSC7468

Lo mejor (y a veces lo peor) de los grandes saraos es que debes tratar con mucha gente, muy distinta. Por eso, es importante, en la medida de lo posible, rodearse de gente operativa, con la que dé gusto trabajar y, en ese aspecto, debo reconocer que tengo una suerte increíble y un entorno que además de estar totalmente a la altura de las circunstancias, merece oportunidades para dar a conocer el gran trabajo que hacen.

Antes de nada, pensé en el protagonismo del pelo en los desfiles de moda más originales que he visto y, sin dudarlo ni un segundo, supe que la única firma capaz de hacer algo que superara mis expectativas sería Albania Estilistas. Modernas, guerreras, atrevidas, transgresoras, encantadoras y súper profesionales, Albania Navarro y Joanna Ruiz ¡Son unas máquinas!

Reconozco que todo era bastante precipitado. Llamé a Estación Diseño, semana y media antes del desfile, para proponerles participar en el evento. Ellos imparten un grado de diseño de moda y cada año, sus alumnos presentan nuevas colecciones. Me pareció interesante dar a conocer a jóvenes diseñadores de Granada o que al menos, hubieran estudiado aquí. Txetxu, que se llama el director, fue encantador conmigo y me pidió que le enviara todo por escrito y que, a pesar del poco tiempo con el que contábamos, iba a hacer todo lo posible para buscarme a una serie de diseñadores que, de sus colecciones ya hechas, pudieran elegir seis outfist capaces de representar, con argumentos, a cada uno de los seis platos que D’Cuadros pretendía destacar de su nueva carta.

Aunque envié todo lo que me pidió, nunca obtuve una respuesta. Supongo que le fue imposible ayudarme.

Acudí entonces a Manuel J. Romero, más conocido por su faceta de fashion blogger (en la red es el Señor de las Gafas Amarillas). Como parte de la agencia 2.55 Moda y Comunicación, me recomendó a la joven diseñadora, Mercedes Mercado que, casualmente, presentaba su nueva colección ‘Amalgama’ esa misma semana y… ¡Eureka! Me puso en contacto con ella y aceptó el reto, eligiendo seis outfist diferentes, inspirados en cada uno de los platos.

Mercedes Mercado

Ahora, había que encontrar a l@s modelos, Cuatro chicas altas, de la talla 36, con poco pecho… y dos modelos masculinos. Gracias a Diego, encargado de D’Cuadros Plaza, pude contactar con la mayoría de ellos ¡Mil gracias! Román, de Granda Digital, me puso en contacto con Maite, otra de las chicas, y a la última de todas, la conseguí yo, poniéndola contra la espada y la pared, aprovechándome de la sangre de mi sangre y de un cariño que ante este tipo de situaciones, pone a la vergüenza en un segundo plano… Mi primita, Marina Ferrer, me echó el cable de los cables, accediendo a desfilar, haciendo de cestita de haba baby con crujiente de jamón ibérico, luciendo un peinado campestre y una falda armada de ballenas que quería ser blanca pero era más bien transparente, posando como una auténtica campeona, aún siendo la más bajita del elenco de modelos que allí había y para mí, la mejor de todas ¡Por que la adoro!

No sé cómo agradecer a los seis modelos el pedazo de desfile que, gracias a ellos, pudimos disfrutar. Gracias Laura, Pablo, María, Fran, Maite y Marina.

_DSC7315 _DSC7478 _DSC7279 _DSC7448 _DSC7451

La manicura artística tampoco podía faltar en el desfile. Primero, porque es el último grito en el mundo de la moda y segundo, porque conozco a una auténtica experta en la materia que además, no para de inventar iniciativas y apostar por cosas novedosas para su negocio. Os hablo de Tamara Cruz y sus super Swagger Nails. Esta niña es una crack y el mundo tiene derecho a saberlo y comprobarlo. Tamara también se inspiró en los seis platos y los seis trajes para el diseño de la manicura artistica que las cuatro modelos femeninas lucirían en el desfile.

Tamara Cruz, de Swagger Nails

Nails Arts inspirados en un crujiente de espárragos trigueros, una cestita de habas baby con crujiente de jamón ibérico, un saco de mar y montaña o unos huevos fashion ¿El resultado? ¡Espectacular! No esperaba menos y, por si fuera poco, es una auténtica gozada trabajar con ella. ¡Tamara, que sepas que te tengo fichadísima para futuras ocasiones!

Quien me conoce bien sabe que, ni muerta, me iba a tomar a la ligera la elección de la música para el desfile. Quería algo que sonara a moda, que empezara siendo elegante, con algo de percusión y encajara en una pasarela joven, atrevida y exquisita. Tenía interés en un final liberador, cargado de euforia y buen rollo del bueno. Después de tanto trabajo, nos merecíamos disfrutar de la satisfacción que supone el hecho de haber superado un nuevo reto porque… ¡Todo ha salido genial!

Las tres canciones elegidas fueron Variations de Nicolas Jaar para la apertura del desfile-degustación. Después, llegó el turno de un remix que Gui Borato hizo sobre el temazo de Massive Attack, Paradise Circus y, el tema de cierre fue el 212 de Azealia Banks feat. Lazy Jay ¡Pura energía!

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Vg4XemcfldE&w=560&h=315]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=CtGf3VyiuKE&w=560&h=315]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=i3Jv9fNPjgk&w=560&h=315]

Otra de las manos que me echó el Señor de las Gafas Amarillas, fue a la hora de localizar a los fashion bloggers de Granada ¡Son un montón! Y algunos, tienen blogs muy chulos.

Propuse a la dirección de D’Cuadros, instalar una primera fila, en forma de mesa vip, reservada a prensa, fotógrafos y sobre todo, a fashion bloggers. ¡Me dijeron que sí a la primera! Desde el principio, fueron conscientes de la repercusión que tendría en las redes, el hecho de tener a un montón de personas adictas a internet, contando su visión sobre el evento en sus blogs, twitters, facebooks, instagrams y demás plataformas sociales ¡La idea fue un éxito!

Los invitamos a todos, personalmente y les reservamos un sitio privilegiado y señalizado con una acreditación que yo misma adapté, usando los diseños previamente ejecutados por Jalea Publicidad, y mi Nere, me ayudó personalizándolos mientras yo no paraba de hablar por teléfono, intentando solucionar mil marrones de última hora ¡Como siempre! Luego tuve que imprimirlos ¡Ya eran las 2 de la tarde del viernes! Llamé a mi amigo Dani ¡Mi ángel de la guarda! Tiene contactos hasta en el infierno y me llevó a la imprenta más operativa del mundo. Eso, después de comer, tomarnos unas cervezas, un café e incluso, pasarnos por el D’Cuadros Original, por la Plaza de la Trinidad, en busca de un gin&tonic digestivo y bien puesto. ¡Otra prueba superada! Las acreditaciones estaban listas.

La convocatoria de los fashion bloggers funcionó. Vinieron casi todos e hicieron lo previsto. Disfrutaron como locos y probaron todos los aperitivos protagonistas del primer D’Cuadros Food & Fashion.

_DSC7504

Quiero aprovechar para dar las gracias, uno a uno, a todos los fashion bloggers que asistieron y cubrieron el evento:

Destacar la gran labor fotográfica de Nerea y Macarena, las chicas de Objetivo 2.7.9, autoras de todas las fotos que ilustran este post. Se lo curraron desde que llegamos al dressing room hasta el final de los tiempos. El dressing había sido instalado, para la ocasión, en la sala de lactancia del centro comercial. Una habitación muy bonita, inspirada en el estilo vintage más romántico, con papeles pintados de florecillas en tonos pastel cubriendo sus paredes, dos sillones orejeros de terciopelo rojo, dos espejos, lavabos, un baño, un par de mesitas auxiliares, luz muy agradable e incluso, un cambia-bebés.

Allí instalamos nuestro camerino, peluquería, sala de maquillaje, cabina de Nails Art, vestidor, oficina para la redacción del guión que yo misma debía escribir y, a penas unos minutos más tarde, salir a decirlo ante ese montón de gente hiper pendiente a todo lo que allí pasaba.

_DSC0088 _DSC0043

El evento sería a las doce de la noche porque, aunque en un principio estuviera previsto para las 22.30 horas. Al Granada C.F. no se lo ocurrió nada mejor que jugar contra el Málaga en el estadio de Los Cármenes, que está justo al lado del Serrallo, a las diez de la noche. Para poner un poquito más de sal en el asunto, el partido era televisado, por Cuatro, y lo iban a proyectar en la macro-pantalla de leds ubicada justo al lado del itinerario previsto para el desfile-degustación.

Por fin, llegó el momento. Aquello estaba abarrotado. Había un ambiente increíble. La música empezó a sonar, los modelos a salir en orden, desfilando con garbo y un estilazo que me ponía la piel de gallina aunque, afortunadamente todos esos sentimientos no me afectaron a la hora de presentar el evento e ir describiendo cada uno de los outfits y los platos que los inspiraron. Me sentí cómoda, segura de mí misma y más fluida que nunca. Todo estaba saliendo demasiado bien, veía caras de satisfacción en la gente. En todo el mundo. En los que habían participado o colaborado de algún modo y en los que no. Estaban disfrutando y eso era lo más importante.

_DSC7406

Reconozco que, a lo largo de la noche, se me hicieron varios nudos en la garganta. Estaba orgullosa e increíblemente agradecida del fantástico trabajo y la actitud de Albania y Joanna, el pequeño y matón equipo de Albania Estilistas.  Se me caía la baba cuando veía a mi pequeña Marina en peluquería, manicura y maquillaje, desfilando, posando ante fotógrafos y fashion bloggers, haciendo caso omiso a su timidéz. Tamara, siempre me contagia fuerza y buen rollo. Se nota cuando alguien alucina con su trabajo y lo vive con una intensidad abrumadora ¡Swagger Nails merecen estar en las mejores pasarelas! Nerea y Macarena (de Objetivo 2.7.9 – proyecto con cuatro ovarios que apoyaré hasta la saciedad-) no pararon de hacer fotos y sus flashes y su forma de coger las cámaras y las imágenes y momentos que capturaban, con ese toque tan personal que impregna a todos sus trabajos, me hacían emocionarme aún más porque, me estaban dando la certeza de que, el lunes, cuando hubiera acabado todo, podría analizar los acontecimientos, con tranquilidad y la máxima objetividad posible, fumándome un cigarro, sentada junto al brasero en el salón de mi casa, mientras escucho los temas que ya tengo seleccionados para el próximo volúmen de Música para flotar con tacones. ¡Así ha sido! Y ese momentazo, junto a todas las sensaciones que he podido experimentar mientras duraba y después, escribiendo este artículo, no tienen precio. Incalculable es también, el valor del copazo de gin & tonic de Seagram’s que me tomé en cuanto acabó todo, con Albania, Joanna, Tamara, David, Veneno Manué, Nerea, Marina y Macarena ¡Si me olvido de alguién, Sorry! Antes de eso hubo que recoger todos los bártulos y observar los rostros de satisfacción de Salva y Mª José, máximos responsables de D’Cuadros Serrallo, después de un evento que había salido de lujo ibérico. El abrazo de mis jefes-colegas, Javi Luque y Manu Bayona, la cara de placer de mi prima al mirar el kebab que, justo antes de irse a dormir (derrotada), se compró en uno de los negocios que más añoraba de la calle Pedro Antonio de Alarcón y, la guinda al pastel del día más intenso fue el ratito de Mae West, con palco incluido, que compartí con Mariam, una de mis mejores amigas y una apuesta segura a la hora de pasarlo bien donde sea y con quien sea. Noe y Virtu, sus compis de curro y la alegría del Bar William’s, tampoco faltaron a la cita. Fue una noche increíble. De las que no se olvidan …

IMG-20131111-WA0009

2 Comments
  • Maria Bolivar

    noviembre 12, 2013 at 3:56 pm Responder

    Ole y ole Domi, enhorabuena otra vez. Eres una campeona, sigue asi porque esa fuerza y ganas que tienes son admirables, un beso.

    • dominiquebt

      noviembre 12, 2013 at 4:03 pm Responder

      Gracias, Mariquita mía. A ver cuándo nos juntamos y frikeamos un rato sobre estas cosillas. Muak.

Post a Comment