El Gran Gatsby

El Gran Gatsby

Reconozco que voy al cine mucho menos de lo que me gustaría y esta vez, hacía bastante tiempo que no lo pisaba. Quizás, por eso, la sensación fue más agradable de lo que esperaba. No contaba con el factor sorpresa. Había olvidado lo bien que sabía una película en una pantalla gigante, la calidad de la imagen y el sonido de las salas del Kinépolis, sentada en una butaca mucho más confortable que el sofá que preside el salón de mi pequeño piso de alquiler, con una Cocacola Zero en una mano y unos riquísimos nachos con salsa de queso en la otra. A mi lado, Marco; sólo a nosotros se nos ocurrió ir al cine un jueves de Corpus. No había ni dios…

Vimos ‘El Gran Gatsby’, la nueva versión de la novela homónima de F.Scott Fitzgerald llevada a la gran pantalla, protagonizada por Leonardo DiCaprio y dirigida por Baz Luhrmann, director también, de ‘Moulin Rouge’ y ‘Romeo y Julieta’.

Mis expectativas, al adquirir la entrada, eran altas y aunque la sensación, a la salida, fue positiva, sinceramente, esperaba más. Demasiado comercial para mi gusto a pesar de no tener un típico final feliz que, tranquilos, os prometo que no voy a ‘spoilear’ (¿Un nuevo anglicismo convertido en verbo?) o dicho de una forma menos ‘cool’ pero mucho más inteligible; destripar, desvelar, fastidiar, reventar…

Todos dicen que DiCaprio hace un papelazo y no seré yo la que contradiga. No obstante, prefiero el personaje de Tobey Maguire, me gusta que sean sus ojos los que cuenten lo que pasa y esa forma tan original de incluir música híper-actual en una historia ambientada en los años 20. Hay una versión muy buena del ‘Back to black’ de Amy Winehouse por Beyonce y Andre 3000 e incluso, algo de rap. ¡Curioso!

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=g7xNuuxEJg0]

El sueño americano y las distintas formas de querer, el aparente poderío económico, las grandes fiestas, el amor, la (in)fidelidad, los intereses, las conciencias y la importancia de una buena amistad… ¿Realmente, se puede comprar todo? ¿Es tan importante el dinero? ¿Pueden sentir, pensar, querer y luchar igual un rico y un pobre? ¿Y un nuevo rico y un rico que nació rico? ¿Uno muere teniendo la misma clase con la que nació o pueden cambiar los principios y los valores de una persona a lo largo de su vida?

‘El gran Gatsby’ llevó a cabo la primera campaña de Ambient Marketing que se ha hecho en una estación de metro en España, concretamente en la de Callao, decorando con vinilos sus pasillos, bancos, carteles, andenes y papeleras que transformaron el lugar en una estación suburbana de los años 20 y actores vestidos de época que paseaban tan ricamente por allí…Es muy probable que su peculiar promoción fuera la culpable de que yo, al final, decidiera sentarme en la butaca de un cine durante casi dos horas.

La misión del espectador es, desde casi el principio, averiguar quién narices es Gatsby; un tipo misterioso y asquerosamente rico que organiza, en su súper mansion, las mejores (y más famosas) fiestas de la zona. Casi nunca aparece en ellas y prácticamente nadie conoce su vida, de dónde proviene, quién fue su familia (supuestamente fallecida), cómo consiguió su enorme fortuna… Hay algo raro en él, algo que no acaba de cuadrar…

Joy Gatsby (si es que ese es su verdadero nombre) es Leonardo Dicaprio, quien pretende recuperar al que fue el amor de su vida, Daisy (Carey Mulligan) a través de lo que empieza siendo una forzada amistad con Nick Carraway (Tobey Maguire), primo de la chica (que, por cierto, está casada con un soplapo….) y nuevo vecino del joven, apuesto y guapísimo multimillonario que, día tras día, mira la luz verde y parpadeante de un embarcadero que hay al otro lado de la bahía, desde su ventana.

¿Un drama cargado de conciencia social que cambiará el concepto de riqueza, crisis y amor que tiene la humanidad? No, no es para tanto; sin embargo, merece la pena verla… De todos los papeles secundarios, el que más me gusta es el de la golfista profesional (después del de Tobey Maguire, claro, que, para mí, él es el verdadero protagonista) ¡No digo más! Cuando la veáis, la comentamos. 😉

 

2 Comments
  • Ana

    junio 3, 2013 at 4:58 pm Responder

    Me gusta ir al cine, intento ir digo de lo intento por las obligaciones y la pasta de la entrada, hay películas bajo mi punta de vista que incluso aún siendo premiadas las desaparecen rápido de la cartelera, supongo que por la ausencia de público, y que me quedo con ganas de ver y otras como esta El Gran Gastby, que las ponen en 3 salas con horarios y visión 3D diferentes, bueno dicho esto, pensé después de leer 50 sombras de Grey que jamás encontraría nada con menos contenido, me equivoque, El gran Gastby, lo supera, me aburrí, me dormí, me desespere, me quise salir del cine a los 30 minutos, lo único que me gusto de la película fueron los fantásticos complementos de las chicas de las fiestas que son espectaculares y la música que si fue muy buena, el papel de Di Caprio de 8 de 10 lo vi en Django la verdad aunque siempre gusta verlo, eso si la sensación de estar en el cine es lo que te retiene en la butaca, pero para mi esta es película se puede ver en el sofá de tu casa, no la recomiendo en absoluto, en el cine si que había bastante gente y la sensación generalizada fue mala, voy a ir a ver a todo gas 6 que para nada es mi estilo pero necesito salir del cine con una buena sensación después de esta película y esta seguro que no falla.

  • dominiquebt

    junio 3, 2013 at 5:26 pm Responder

    ¡Anita! Yo no llegué a dormirme. La verdad es que creo que no me aburrí tanto como tú (según cuentas) aunque sí es cierto que se me hizo algo lenta y, sinceramente, bastante comercial aunque, eso era de esperar… suele pasar con las películas de gran presupuesto puesto que van dirigidas a un público de masas… A veces, cuando tienes grandes expectativas puestas en algo y una vez visto o hecho la sensación no es tal, tendemos a decepcionarnos e incluso, a coger manía a las cosas… Yo esperaba más de ‘El Gran Gatsby’; bueno, y de las 50 sombras ya… ¡Mejor ni hablamos! Escribí un artículo al respecto hace algunos meses y trajo cola, jeje ¡Te lo dejo aquí! Un besazo, linda. http://comunicaomuere.com/2013/01/16/cincuenta-sombras-febriles/

Post a Comment