El papel nunca muere

El papel nunca muere

La publicidad en internet es presente y futuro. Una fórmula barata e inmediata que permite llegar hasta el infinito y más allá. Las Redes Sociales hacen que los negocios ya no vean obligatorio, por ejemplo, imprimir un cartel para cada evento. Lo publican en su muro y que cunda el <<boca a boca>>.

No perdamos las formas.

comunica loves papel

Somos fans de los ebooks, los ipad y tabletas de todas las clases y estilos pero, somos románticos y conservadores a la hora de coger un libro, tocar sus páginas y doblar una de sus esquinas para saber dónde retomar la lectura. Nos gusta empuñar un periódico abierto de par en par, olerlo y desordenarlo, sacar las hojas que nos interesan y las que no…

La vida on-line nos permite, como personas y como negocios, comunicarnos con clientes, amigos, proveedores, curiosos y competencia, estén donde estén, las veinticuatro horas del día. Podemos conocer sus gustos, sus intereses y necesidades, saber qué opinan de nosotros o al respecto de nuestra empresa incluso, cuáles son las amenazas que se nos plantean desde la competencia y cuáles son nuestros puntos fuertes.

La Red nos sirve para conocer qué ocurre, minuto a minuto, en la vida cotidiana y también para destacar acontecimientos importantes. La gente hace sus planes en internet porque está todo, hay ofertas y nos refresca la memoria con personas y lugares que nuestra mente había escondido. Si bien, no hay que olvidar lo importantes que nos sentimos cuando alguien nos entrega en mano una invitación para un evento, dentro de un sobre con nuestro nombre.

La invitación facilitará la dirección de la página web del negocio, su facebook, el teléfono, la dirección física y todas las vías de contacto que se crean oportunas pero, la moraleja de la historia es que hay que combinar el marketing on-line y off-line, siempre, porque se complementan.

La web, el facebook o cualquier plataforma online donde el negocio tenga presencia deberá estar reflejada en sus tarjetas de visita, en las servilletas, en las cartas ( si es un bar, cafetería, restaurante…), bolsas, posavasos, catálogo y toda superficie customizable que esté al alcance del público objetivo.  Ésta parte de la estrategia constituye un buen recordatorio de los mensajes lanzados en otros soportes (internet, radio, prensa escrita, tv) y un importante refuerzo de los mismos.

Alguien que viva en una ciudad y consulte los medios de comunicación, recibe alrededor de 3.000 impactos publicitarios al día. Esto supone más de un millón al año.

¿Sabemos controlarlos?

No Comments

Post a Comment