Google vuelve a reinventar nuestra forma de trabajar

Google vuelve a reinventar nuestra forma de trabajar

Acabo de recibir un mensaje que me ha dado qué pensar:

Ahora Google 4 Busines es Google 4 Work

Eso de que solo cambian de nombre está por ver y, que conste que, no lo digo en negativo. Al revés. Me gustan los cambios, siempre que sean para mejorar y en este caso parece que así es.

Primero llegó Google Enterprise, luego Google Apps for Business y ahora nace Google Apps 4 Work. Lo que antes era Google para empresas ahora es Google para trabajar. Más llano, sencillo y sobre todo, útil. El cambio más relevante es que ahora todas las aplicaciones tendrán más funciones y que su compatibilidad con tabletas y dispositivos móviles será mucho mayor, logrando así un funcionamiento más óptimo y por tanto, una mejora palpable en las experiencias de los usuarios que, a partir de ahora, serán más productivos.

Hace 10 años, Google nos sorprendió con un producto online que cambiaría la forma de entender la comunicación de las empresas, haciéndola sencilla y exclusiva; así fue como nació Google Enterprise. Ahora, la dependencia a los teléfonos móviles inteligentes y el hecho de estar conectados a todas horas y en todas partes ha provocado un hecho evidente que ha vuelto a cambiar nuestra forma de trabajar: la movilidad ha eliminado las divisiones entre la oficina y la vida personal, dato que Google no ha dejado escapar decidiendo que ha llegado el momento de llevar las apps empresariales a la vida cotidiana y es entonces cuando nace ‘Google 4 Work’.

El reto más grande para avanzar en este negocio, según aseguró Rajen Sheth en una entrevista exclusiva para CNNexpansión, “está en cambiar la mentalidad de los empresarios para usar nuevas tecnologías“. El director general de Google 4 Work argumenta su discurso recordando que “sus servicios empresariales son usados por cinco millones de empresas en el mundo” y subraya que “todas las personas deben de poder trabajar donde necesiten y en el momento que necesiten” y que, “lo importante no es solo que un equipo de profesionales, separados geográficamente entre sí, puedan trabajar desde el móvil, sino que la experiencia sea buena”.

Del mismo modo, Sheth reconoce que su meta más cercana consiste en pensar cómo llevar estas aplicaciones a pantallas que vayan más allá de ordenadores, tabletas o teléfonos inteligentes. Apunta alto. Apuesta por los muros y las paredes, la ropa  e incluso el cuerpo humano.

En los próximos cinco años iremos de 10,000 millones de dispositivos conectados a Internet a 50,000 millones. Es impresionante pensar cómo todavía están por cambiar los dispositivos y su manera de conectarse”, concluyó Sheth dejándonos en ascuas y deseando conocer nuevas innovaciones que faciliten nuestro trabajo.

1 Comment

Post a Comment