Guerreras: ‘Albania Estilistas’ y la Granada más vintage

Guerreras: ‘Albania Estilistas’ y la Granada más vintage

Hoy brindo por las mujeres luchadoras y precisamente, la protagonista de este post, es una de las más guerreras que conozco.

El principio de los tiempos…

Mi relación con Albania Navarro comienza, hace 8 años, a través de Rafa que, en aquella época, era su novio y estudiaba periodismo, como yo, en la Escuela Superior de Comunicación de Granada (ESCO).  No estábamos en la misma clase porque él pertenecía a una promoción anterior a la mía aunque, coincidíamos en algunas actividades extraescolares y había buen rollo.

Es muy difícil llevarse mal con Rafa porque es un verdadero encanto. Me gustaba estar con él porque era un auténtico apasionado de la comunicación y gracioso ¡Muy gracioso!, de los pocos que disfrutaba leyendo periódicos, comentándolos, analizándolos e incluso, corrigiéndolos. Se le notaba. Tenía una mirada limpia, sincera y transparente, de buena persona y quería especializarse en periodismo deportivo porque es culé hasta la médula y aunque pueda chocar, es fácil hablar con él de fútbol sin que haya conflicto alguno porque sabe diferenciar el bien y el mal y es perfectamente justo en sus opiniones deportivas. No le cuesta aplaudir una buena jugada madridista ni reconocer que el Barça ha podido meter la pata en alguna ocasión. Ya he dicho que quien conoce a Rafa, lo tiene chungo para no quererlo.

El único vínculo entre Albania y la ESCO era él; de hecho, lo poco que oí hablar de ella antes de conocerla (fuera de todos los elogios que quien hoy es su marido le dedicaba) fueron opiniones algo extravagantes sobre su persona. No se mezclaba con las compañeras de carrera de su pareja y nadie sabía por qué. Lo que no entiendo es por qué sí debía mezclarse con ellas pero, ese no es el tema. La gente especulaba y hablaba por hablar. Lo desconocido da morbo y a veces, hasta coraje. C’est la vie.

Rafa era un niño mono que, por momentos, llegó a causar furor entre las muchachas de la escuela y estas a su vez, decidieron achacar el hecho de que Albania las ignorara totalmente, a sus celos ¡Lo pienso y me da risa! ¡Qué tiempos! ¿Celos? Nunca he visto a nadie más enamorado que estos dos ¿Celos? ¡Ningunos! Pero, en fin…

Reconozco que cuando mi amigo me propuso presentarme a su novia sentí nervios. Yo lo quería un montón y tenía miedo de no agradar a su pareja y acabar perdiendo esos momentos de risas, briscas en la cafetería y charlas periodísticas que tanto me llenaban pero, lo cierto es que lejos de ser así, pasó todo lo contrario. ¡Hubo conexión máxima desde el minuto uno! Y no sabéis cuanto me alegro…

La guerrera

Albania es clara como el agua y no sabe disimular ¡Lo lleva fatal! Tiene un carácter fuerte y un corazón demasiado grande. Cuando quiere, quiere mucho y bien y cuando no, ignora hasta límites dolorosos. Desde que supo que de mayor tendría que ser algo, tuvo claro que sería peluquera ¡y de las buenas! Ya se sabe que cuando alguien sueña ardientemente con algo y lucha por ello con uñas y dientes al final, pasa lo que pasa…

Terminó el instituto, empezó Peluquería, finalizó con resultados excelentes y pasó diez años trabajando, aprendiendo, experimentando, creando y creciendo profesionalmente en un prestigioso salón de Granada que, avalado por La Biosthetique de Paris, destaca por su estilo y creatividad. Podría decír el nombre pero no quiero porque hoy es el día de Albania, éste es el post de Albania y además, es mi blog, así que digo lo que quiero y punto.

Nuestra protagonista de hoy es de esas que planean sus vacaciones en torno a sus pasiones y creo que ha quedado claro cuál es la suya (después de su niña preciosa y su marido, claro). Se va a Paris y no vuelve sin antes conocer, examinar, disfrutar y exprimir los salones de belleza más exclusivos del lugar y hace igual cuando visita Londres o Barcelona, por destacar sólo algunos sitios.

Los eventos relacionados con las últimas tendencias en corte, color y peinado del cabello son para ella como el tabaco para un fumador compulsivo, las revistas de moda contienen su literatura favorita y los desfiles y exhibiciones relacionados con el mundo ‘chic’ son sus documentos audiovisuales predilectos. Así y sólo así, nace y se hace una profesional de su talla: exigente, ultra-perfeccionista, delicada y ambiciosa, transgresora, constante y meticulosa, con una capacidad de adaptación envidiable y un sexto sentido capaz de identificar el look más adecuado para cada persona dependiendo de la forma de su cara, el tono de su piel, el color de sus ojos, las expresiones, el carácter… ¡Todo! porque estudia los detalles con tal esmero que las posibilidades de error se reducen a cero.

El caso es que hoy es un día importante para Albania, para mí, para Granada y para todo el que la quiera y tenga un poco de gusto y preocupación por el estilo, la belleza, el cabello, la estética, el corte, la moda y el color porque, por fin, nuestra guerrera tiene su propia firma: ALBANIA ESTILISTAS ¡Me encanta como suena!

El campo de batalla

El local, que pertenecía a un conocido peluquero granadino que se llama Daniel y se jubiló hace unos años, es amplio y vistoso. Está ubicado en pleno centro de la ciudad de Granada, en la calle Pegarrecio, transversal de Recogidas (justo al doblar la esquina de Stradivariuss).

Desde el principio supe que tenía algo especial y por supuesto, funcionaría. Como todas las cosas que están hechas con cariño. Familia y amigos se han implicado a fondo con la única misión de convertir aquel bajo vacío en un lugar acogedor, atractivo, funcional y sobre todo, capaz de transmitir la filosofía del negocio ¡y de la jefa!

Paco Pepe, padre de Albania, se ha encargado de todas las labores relacionadas con la construcción y el bricolaje mientras que Ana y Sara, madre y abuela de la emprendedora, cuidaban hasta el más mínimo detalle todo lo que tenía algo que ver con el orden y la limpieza. Antonio, gerente de Tribal Tattoo y hermano mayor de la criatura, se ha ocupado de la imagen de la empresa (logo, trajetas de visita, flyers…) y Piti, el pequeño, ha sido, desde el principio, nuestro ‘chico para todo’ ¡es el mejor haciendo recados sin protestar! Adela, que es ‘artista’ y una de las mejores amigas de ‘la jefa’,  se pringó como la que más colocando cuadros y pintando a mano, sobre la pared, un tocador vintage en tonos rosados que hoy protagoniza el espacio dedicado al maquillaje en el salón que ya, oficialmente, se llama Albania Estilistas; y su novio, el japonés Kenta, también derramó el sudor de su frente lijando, pintando, mimando y colocando cada cajón (que no son pocos), cada rodapiés y cada rincón con un gramo de madera en el local.

Los últimos días han sido una locura. Los nervios estaban a flor de piel porque sinceramente, nadie pensaba que, como Albania quería, se pudiera abrir hoy. Cristina, otra íntima amiga de la familia, se unió al equipo de limpieza para llegar a meta a tiempo y su novio, James, también echó una mano en lo que pudo. Rafa, como siempre, es un santo varón que además de cuidar de su hija, mientras su mami se subía por las paredes, ayudaba en todo lo posible y sobre todo, ha sabido lidiar perfectamente, con la histeria de su señora esposa.

Un sueño cumplido

Analizo estos momentos y el corazón me late a mil pulsaciones por minuto, los ojos se me llenan de lágrimas y una sonrisa de boba se dibuja en mi rostro. En serio, no me lo puedo creer ¡Está hecho! ¡Prueba superada! Albania Estilistas abrió sus puertas esta mañana a las diez. Todo ha salido bien.

Una peluquería de estilo vintage y paredes vainilla con un equipo de profesionales ilusionados y ansiosos por dar lo mejor de sí mismos. Un lugar acogedor que derrocha buen gusto y mucho cariño, condenado a triunfar porque no puede ser de otra manera.
De hecho, cuando la máquina pulidora andaba aún terminando el suelo, los taladros sonaban y mil herramientas ocupaban un espacio que hoy luce impoluto, Albania atendía a una serie de clientes impacientes e incapaces de esperar a que el nuevo negocio estuviera listo para exponerse al público.

La gente se preguntará ¿Y tú qué coño has hecho? ¿Tienes algo que ver con esta empresa recién abierta a la que tantas flores echas? ¡Pues sí! y lo digo orgullosa, alto y claro: Soy su Community Manager y os prometo que daremos mucho que hablar 😉

1 Comment
  • Adela

    Noviembre 22, 2012 at 9:02 pm Responder

    Ohhhhh!!!! Precioso articulo!!! tu si ke eres una artista….

Post a Comment