La Fiebre del Marketing Sensorial. Comprar y vender con los cinco sentidos.

La Fiebre del Marketing Sensorial. Comprar y vender con los cinco sentidos.

Recordamos el 1% de lo que tocamos, el 2% de lo que oímos, el 5% de lo que vemos, el 15% de lo que probamos y el 35% de lo que olemos ¿Podemos hacernos una idea de la importancia que está cobrando el marketing sensorial en nuestros días?

No lo digo yo; ya lo dijo Confucio, el filósofo chino, hace siglos y siglos:

Dime y olvidaré, muéstrame y recordaré, déjame participar y entenderé

Saborear, oler, ver, escuchar, tocar y sentir cada producto. El objetivo del Marketing Sensorial es generar una experiencia de compra única e inigualable mediante una estrategia centrada en la sensibilidad entera del consumidor. Tocar cada fibra sensible, remover todos los sentimientos posibles, seducir, atrapar al máximo al consumidor y en definitiva, generar ventas provocadas por impulsos.

La inmunidad desarrollada por el mercado ante la publicidad tradicional es más que evidente. Ahora, las empresas buscan diferenciarse usando su personalidad, su imagen, la forma de comunicarse con sus clientes, la filosofía que predican, el diseño de sus productos, la calidad de sus servicios, los colores y tipografías que ultilizan, el olor de sus establecimientos (un simple ambientador puede influir mucho en el índice de ventas de según qué tipo de negocio) …

VISTA

En un solo día, recibimos alrededor de 3000 impactos publicitarios visuales aunque no los asimilamos todos de forma consciente.  De todas la imágenes que vemos diariamente en la calle, en la televisión, en Internet ¿Cuántas recordamos? ¿Cuántas acaban incitándonos a comprar algo?

Un claro ejemplo de la importancia que tiene la vista del consumidor son las llamadas tiendas de conveniencia. Establecimientos que visitamos en situaciones de emergencia, donde acabamos comprando productos muy dispares entre sí y normalmente, a precios más elevados de lo habitual. Son las típicas tiendas 24 horas, las gasolineras, etc. Están casi siempre abiertas y se pueden permitir vender todos sus productos más caros que el resto de negocios por el simple hecho de estar ahí siempre que las necesitamos, sea la hora que sea…

No es raro ir a repostar gasolina y acabar comprando un brick de leche, un litro de cerveza, una barra de pan, choclates e incluso, algo de prensa. Artículos que necesitamos para salir del paso y que acaban convirtiendo simple repostaje en una compra que también incluye alimentación y algún capricho.

La ubicación de los productos en este tipo de establecimientos es fundamental. Una buena colocación de los productos, teniendo en cuenta los colores, sus envoltorios, qué tipo de cosas debemos ubicar cerca de otras, la decoración de las tiendas, etc. pueden favorecer las ventas ya que, gracias a estas estrategias podemos conseguir que los clientes que acuden buscando un producto concreto, acaben descubriendo otros y se produzcan, por tanto, ventas cruzadas y por impulso. Hay que optimizar los establecimientos con el objetivo de generar ventas y para ello, por supuesto, existen profesionales especializados en la materia.

TACTO

Existen hoteles que disponen de una serie de mantas, edredones y cobertores cuyo tacto es tan suave y gustoso que, cuando un cliente nuevo se arropa con ellos, automáticamente, queda sorprendido hasta el punto de recomendar estos hoteles a todos los consumidores de hoteles de su entorno.

Una tarjeta de visita que presente el logo del negocio con cierto relieve o una textura especial, se quedará más tiempo en la memoria de un usuario que otra que sea totalmente lisa y convencional.

OLFATO

El marketing aromático, también conocido como Sensory Branding, es considerado una moderna técnica de estimulación, capaz de transmitir ciertos valores aprovechando las capacidades del olfato, uno de los sentidos que más ayudan a fijar el mensaje y no se puede anular. Las estrategias basadas en un olor específico que se asocie a la marca generan sentimientos positivos en el consumidor. ¡Está científicamente comprobado!

La cadena Starbucks es un claro ejemplo de ello. Entramos en sus establecimientos seducidos por el agradable olor a café y es que, el tema de la conjunción de aromas es tan delicado que, en el año 2008, incluso, eliminaron los sandwiches calientes de su carta porque el aroma que estos desprendían no casaba bien con el de sus cafés y… ¡Lo primero es lo primero!

¿Qué me decís del caracteristico olor de un coche nuevo? Marcas como BMW y Mercedes Benz disponen de sus propios departamentos de ‘olfateadores’ profesionales empleados, a fondo, en la búsqueda del aroma perfecto para el mejor coche.

OÍDO

Si hablamos del oído, intentad pensar en un país del mundo (desarrollado) donde sus habitantes sean incapaces de distinguir el típico tono de un teléfono Nokia o… que levante la mano quien se imagine cualquiera de las tiendas-franquicia de ropa, tipo Zara, Bershka, Mango, Blanco…, sin música ¡Jamás! ¿Verdad? La clave está en conocer el target del mercado meta y adaptar la música al mismo. El reto es ambientar cada tienda de manera musical creando un ambiente agradable para los compradores, invitándolos a quedarse más tiempo y aumentar la posibilidad de compra.

Las empresas que usan técnicas de marketing sensorial no pelean con  la competencia por la calidad o funcionalidad de los productos, si no que buscan que las personas adquieran sus productos gracias a sus vivencias y percepciones.

GUSTO

Terminamos hablando del gusto ¡Lo mejor para el final!

El restaurante vasco Sagartoki ha decido darle una vuelta de tuerca a su imagen con el diseño de tarjetas de visita comestibles. Son láminas vegetales compuestas en un 95% por verduras naturales -zanahoria, tomate o pimientos- que se completa con aditivos naturales como la fécula y extractos de alga marina. Gracias a la aplicación de acetatos, tienen un grosor muy fino -aproximadamente un milímetro.

Estas tarjetas, son una forma muy original de llamar la atención del cliente que, no sólo cuenta con los datos de contacto del restaurante sino que además, puede probar el sabor del producto …

Si os interesa el tema y queréis más información, podéis consultar los post que me han servido de inspiración (y documentación) para elaborar el artículo que acabáis de leer y por supuesto, visitar nuestra página, de vez en cuando, ya que seguiremos publicando cositas al respecto y ampliando información.

Linkografía
http://www.informabtl.com/2012/08/09/las-5-claves-del-marketing-sensorial/
http://laagenciasensorial.es/marketing-olfativo/
http://www.negociosyemprendimiento.org/2012/05/como-atraer-los-clientes-traves-de-los.html
http://www.altonivel.com.mx/24927-marketing-sensorial-para-clavarse-en-la-memoria-del-cliente.html
http://blogginzenith.zenithmedia.es/actualidad/marketingsensorial2/
5 Comments
  • sprinter1414

    abril 3, 2013 at 11:58 am Responder
  • jesuslens

    abril 3, 2013 at 5:32 pm Responder

    O sea que la vista está sobrevalorada ¿no? Muy interesante, Domi. Mucho, mucho.

  • dominiquebt

    abril 3, 2013 at 6:29 pm Responder

    ¡Gracias, Jesús! No es que la vista esté sobrevalorada, de hecho, el diseño del packaging (o envoltorio) está cobrando cada vez más importancia. Lo más óptimo sería, sin duda, tener en cuenta los 5 sentidos a la hora de querer vender algo y no quedarnos sólo en lo básico, en la superficie… es decir, en lo que puede ser captado por la vista… ¡Tenemos 4 sentidos más! ¿Por qué no los estimulamos? ¡Está comprobado que funciona, que las ventas aumentan, que así es mucho más fácil fidelizar clientes, sorprenderlos y provocar que hablen de nosotros y que lo hagan bien… Muchas veces no es necesario invertir demasiado ¡Hay cosas muy dignas y muy económicas! Por algo dicen que la necesidad agudiza el ingenio y, personalmente, me siento súper identificada con esa expresión ¡Ingeniemos cosas originales, que llamen la atención de nuestro público objetivo, que den que hablar…! 🙂

  • Jose Antonio Izquierdo Venegas

    mayo 2, 2013 at 10:25 pm Responder

    “la necesidad agudiza el ingenio”,el ingenio es enemigo de las ventas (consumo), yo me siento super identificado tambien, sin enbargo si no vendo no vivo

Post a Comment