Supermercados sostenibles

Supermercados sostenibles

original_unverpackt_supermarktrevolution

Me gusta vivir sola pero, hay ciertos aspectos que lo complican; por ejemplo, hacer la compra. No solo porque siempre me toca a mí llevar todas las bolsas sino porque la mayoría de las veces, acabo comprando más cosas de las que realmente necesito y que al final, tiro a la basura por que se me han echado a perder. Por eso, ahora estoy dando más rienda suelta que nunca a mi afición por la cocina. Hago conservas, guiso para congelar después… ¡Lo que sea antes de tirar más comida!

Ahora solo me desharé de los restos (no aprovechables) del menú de cada día pero, la bolsa de basura seguirá llenándose sobre todo, de embalajes de todo tipo. Porque todo viene envuelto. Demasiado envuelto. Y a veces, esos embalajes no sirven para nada y sin embargo, encarecen el producto y ocupan muchísimo espacio . Esos dichosos embalajes son los mismos que suelen obligarme a comprar más piezas de fruta de las que realmente necesito, más yogures, más cantidad de leche o más patatas ¿Qué hago yo con 5 kilos de patatas? Siempre se acaban pudriendo unas cuantas.

Las amigas Sara Wolf y Milena Glimbovski

La misma película que yo me estoy montando ahora pasó, no hace mucho, por las mentes de un par de amigas alemanas. Amigas entre ellas. Mías no, aunque tenemos bastantes cosas en común. A lo que iba. Un día, hablando del tema, pensaron que lo ideal sería que los supermercados que solo vendieran cosas a granel y de ese modo, todo sería más barato, porque al precio final de los productos habría que restarle los costes de los embalajes que ya no necesitamos. Cada cliente llevaría las bolsas o tarros necesarios para la compra del día. Nadie se vería obligado a comprar más de lo que necesita y por el contrario, la gente que no tiene para comprar un kilo de arroz pero sí, una taza; ahora podría hacerlo. Sin contar que todo  ello  sería un gesto muy amable hacia la naturaleza.

Ilusionadas con su idea, las amigas alemanas decidieron llevar su proyecto a una plataforma de microfinanciación colectiva – o, como dicen los modernícolas, ‘Crowdfounding’ – y para su sorpresa, su sueño se cumplió mucho antes de lo que pensaban. Los usuarios de la red quedaron encantados con la idea y muchos de ellos decidieron colaborar económicamente para que ésta llegara a materializarse. El primer supermercado ‘Unverpackt’ ya está abierto y funcionando, en Berlín y por lo visto, está teniendo tanto éxito que ya se planea la apertura de un segundo.

granel

Ojalá lleguen a España pronto. Me parece una idea genial.

No Comments

Post a Comment