Noticias que da gusto leer

Noticias que da gusto leer

He descubierto un nuevo grupo en Facebook que me ha dado varias alegrías en un momento. La primera, con su nombre ‘Noticias que da gusto leer‘. El culpable de la segunda ha sido un titular que alguien ha compartido:

Noticias que da gusto leerSin pensarlo, he hecho clic en el link y he aparecido en esta página de la edición digital del diario 20 Minutos.

El hecho de que un empresario se baje el sueldo al nivel de sus empleados y tras reconocer que ha sido incapaz de llegar a fin de mes, haya decidido pagar 200€ mensuales más a cada una de las personas que trabajan para él, me hace respirar aire fresco o, más bien, recibir una inyección de buen rollo y sensaciones del tipo… (es que no quiero decir nada que suene a slogan de Podemos).  Tú, me entiendes ¿verdad?. El caso es que, gracias a eso, he empezado el día bien. Con una sonrisa de oreja a oreja y aún en estado de ‘shock’ (del bueno), me ha dado por mirar la fecha de la noticia (dato importante). Era del año 2007. Bueno. Quizás, la fecha no sea lo más importante aquí. Al menos, para lo que me gustaría transmitir hoy.

Debería haber muchas más noticias que nos dé gusto leer. Ese grupo de Facebook me ha hecho un efecto que me gusta y me ha venido bien porque, reconozco que me he hecho inmune a las frases de Mr Wonderfull. Lo siento. Antes me encantaban pero, de tanto verlas, se me están empezando a atragantar aunque, también ha influído la obsesión generalizada (incluídos diseñadores gráficos profesionales) por usar la tipografía de la firma buenrollísta y ponerla hasta en la sopa. Por favor, desde aquí hago un llamamiento para que los que, al menos, reconocéis la adicción y estéis dispuestos a salir de ella, probéis a conocer nuevos tipos de letra. Podéis hacerlo gratis, por ejemplo, aquí

Y después de este desvío de tema (por toda la cara), me despido dedicando un merecido, enérgico y sonoro apláuso virtual a las buenas noticias, a la empatía, a la creatividad y a los grupos de Facebook que no aumentan los índices de amargor del primer café de la mañana.

¡Buenos días!

No Comments

Post a Comment