Descubriendo la Gamificación ¿Entras en el juego?

Descubriendo la Gamificación ¿Entras en el juego?

Nos gusta jugar, somos competitivos y cuando un ranking entra en nuestra vida, queremos estar en lo alto. Es lo que tiene. El término Gamificación (que a muchos os sonará a chino) ha despertado, en los últimos años, el interés de expertos en comunicación, psicología, educación, productividad y prácticamente, cualquier área relacionada con la actividad humana. La gamificación no es ni más ni menos que la integración de dinámicas de juego en entornos no lúdicos.  Una nueva y poderosa forma de influir y motivar a grupos de personas.

Normas, premios, retos, fases … en definitiva, un buen plan estratégico de gamificación será capaz de lograr que los trabajadores de una empresa, (o cualquier colectivo o individuo) participen de manera dinámica y proactiva en acciones que normalmente, necesitan fuerza de voluntad.  ¿Cómo? Potenciando la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos comunes a todos los juegos.

¿Jugamos?

Imagina que estás en una estación de metro o en un centro comercial con un montón de plantas. Puedes elegir entre subir unas escaleras kilométricas andando y probablemente, con prisa, con bolsas cargadas hasta los topes, maletas y todos los bártulos que puedas llevar encima o, hacer uso de unas cómodas escaleras mecánicas que harán, de mil amores, todos los esfuerzos por ti.

¿Qué haces?

La mayoría optaría por la alternativa más cómoda: las escaleras mecánicas pero, ¿Y si el camino más largo, el que necesita más esfuerzo para ser recorrido nos ofrece algo más, algo distinto, una experiencia?
[youtube http://www.youtube.com/watch?v=AdLZF-_Lvvo]

El 66% de las personas que pasaron aquel día por la estación de metro más musical de Estocolmo, prefirieron subir antes por las escaleras-piano que por las escaleras mecánicas.

TheFunTheory, es una iniciativa de Volkswagen  que da (y recibe) ideas sobre cómo convencer a la gente para hacer algo mediante incentivos divertidos.

Colocan una cámara-radar en un tramo de una ciudad donde los coches suelen ignorar los límites de velocidad. Empieza el juego.   Un porcentaje del dinero recaudado en cada una de las multas que se pongan, en ese tramo, por exceso de velocidad, acabará en el bolsillo de alguno de los conductores que sí hayan respetado los límites. ¿Cómo elegimos al conductor que se hará con el dinero de los infractores? ¡Mediante un sorteo! Todos los meses se hace un sorteo y se mide además, el número de multas y la velocidad media…

Este juego consiguió que toda una ciudad respetara, encantada, los límites de velocidad en los tramos más conflictivos.

medallas

Los dos ejemplos mencionados hasta ahora, llevan tras de sí una gran estrategia cuyos detalles han sido estudiados al milímetro. No obstante, es perfectamente viable llevar a cabo una serie de acciones de gamificación en cualquier tipo de empresa y además,  fácil. ¿Os suena el concepto ‘empleado del mes’? ¿Las tarjetas de fidelización? Sí, esas que te dan en las cafeterías y te van poniendo un sellito cada vez que tomas un café y cuando tienes un número determinado de sellos te invitan a un café o te hacen un descuento o te regalan cualquier cosa…

Seguro que conocéis a alguien que colecciona los sobres de Nestcafé y sueña con ganar el súper sueldo que prometen de por vida ¡Yo tengo a mi amiga Mariam que lleva años coleccionándolos!

En el mundo de las redes sociales, Foursquare es un claro ejemplo; premia a los usuarios que visiten más veces una misma ciudad, una misma calle, un restaurante, una playa o un salón de belleza… ¡Nos convierte en alcaldes, nos da puntos, medallas, premios, titulos y honores! y eso, amigos, nos encanta.

No Comments

Post a Comment