Rompiendo el huevo de Rock & Dream

Rompiendo el huevo de Rock & Dream

¡Hoy es un día importante para mí! Estos meses de locura empiezan a dar sus frutos… Nace Rock&Dream, un proyecto que me representa, me ilusiona y me da la oportunidad de trabajar con música, social media, sueños y comunicación.

¡Hoy firmo mi primer post en su blog! Ojalá os guste 😉

ROCKANDDREAM.COM rompe aguas. Acojona. Lo que hace nada era un sueño lleno de flecos, hoy empieza a coger forma, a cobrar vida, a enseñarnos los dientes mientras saca la lengua. Una lista de cosas por hacer que, poco a poco y más rápido de lo que habíamos calculado, se va llenando de tachones rojos. Una cosa menos, otra movida solucionada, ya falta nada y el pellizco del estómago aprieta cada vez más porque lo sabe; sabe que el día ‘D’ ya está aquí.

Somos pocos pero, intensos y entregados. La plataforma está, de momento, en su versión beta y casi secreta. Hoy levantamos el telón y la revolución entre bambalinas es más que evidente. Enric, el jefe, el autor de la idea, el de las cosas más claras, acaba de pedir cita a un fisioterapeuta coreano. Dicen que es la hostia. A ver si es verdad y le quita la contractura muscular que hay tatuada en su espalda por culpa de la presión y el exceso de ilusión y ganas. Álex, responsable de producción, enchufa, desde Barcelona, inyecciones de aire fresco y motivación, con cada mensaje que envía a través del grupo de Whats App que creamos para el equipo Rock&Dream. Artistas dispuestos a compartir su música, sitios que apoyan nuestro proyecto y nos abren las puertas para hacerlos sonar… cada pequeño logro es una bocanada de oxígeno para todos.

Iru es de otro planeta, por eso puede ser nuestro IT. Programa y reprograma, testea, codifica y te hace el pino con las orejas si hace falta. Trabaja en un idioma que sólo unos pocos entienden y nosotros tenemos la suerte de contar con uno de esos especímenes en el grupo. Empalma unas reuniones con otras y hace filigranas con las escasas 24 horas que nos ofrece un día, todo sea por nuestra criatura; Rock&Dream ya asoma la cabeza.

Ana y yo no dormimos. Hay demasiadas posibilidades y seleccionar sólo las mejores es demasiada responsabilidad. Buscamos la fórmula y cocinamos el brebaje perfecto para contagiar la filosofía Rock&Dream y que se extienda. No hay antídoto posible contra la melomanía y eso juega a su favor. El departamento de Comunicación y Marketing es quizás, el más ‘dreamer’ del equipo. Las excentricidades que se escuchan en nuestras tormentas de ideas son dignas de (psico) análisis.

Nervios, insomnio, contracturas musculares, diarrea, pellizcos en el estómago, ideas extravagantes, altas expectativas, confianza, constancia, ilusión, ganas, horas y más horas, sangre, sudor y lágrimas, sitios, páginas, letras y sonidos, ruido, oportunidades, sueños, retos y objetivos, metas, muchas metas y más ganas pero sobre todo, música en directo. Para ti, para mí y para todos que sólo es posible si nos mojamos y mojarse para nada… es tontería. Ya que nos ponemos ¡Hay que salpicar lo máximo posible! ¿No es emocionante?

 

No Comments

Post a Comment